LBO

Lease Business Office (LBO) es una Unidad de Negocio independiente de CEFyRE, especializada en la gestión de arrendamientos y prestación de servicios inmobiliarios a empresas, empresarios y profesionales, centrada en la realización de actividades orientadas a consolidar la estrategia, inversión, promoción, gestión e implementación de todo tipo de desarrollos y actuaciones inmobiliarias, a nivel nacional e internacional (fundamentalmente en Europa y América Latina).

La prestación de servicios, asesoramiento y consultoría sobre activos y proyectos inmobiliarios persigue detectar anticipadamente los aspectos críticos del negocio, que influyen de forma decisiva en la viabilidad técnico-económica y en el plazo y calidad de la ejecución y puesta en funcionamiento del activo.

Como ejecutivo de una gran empresa inmobiliaria, dependiente de un Grupo asegurador multinacional, propietario de más de 1,5 millones de m2 de superficie destinada a uso de oficinas en España, y más de 1 millón de m2 en el exterior, he tenido ocasión de comprobar que la gestión de activos inmobiliarios resulta extremadamente compleja y requiere de verdaderos expertos para ser llevada a cabo de manera eficiente.

Con frecuencia se subestiman las dificultades y prima la adopción de decisiones que no han sido adecuadamente analizadas, ni valorado su impacto económico que, sin embargo, repercutirán de forma significativa en los resultados de la compañía en los próximos 5 o más años. Y es que efectivamente es así: el impacto en los resultados de las decisiones en las actividades de inversión y promoción inmobiliaria, se pone de manifiesto varios años después de haber sido adoptadas, ya sea de carácter positivo o negativo.

¿Por qué ocurre esto?: con frecuencia porque las gestiones de localización de nuevos emplazamientos o reubicaciones de espacios, son encomendadas al responsable de servicios generales de las compañías, que no es necesariamente un experto inmobiliario. De hecho, seguramente no lo será y, lo más frecuente, es que su formación y experiencia sea de tipo técnico, con conocimientos para desempeñar algunas funciones administrativas, o viceversa, formación en temas administrativos y alguna experiencia en aspectos técnicos. Así, lo habitual es que recurra a una empresa especializada, a la que cursa una petición concreta: ubicación de las oficinas, superficie y renta máxima, por lo general, que es atendida por una empresa consultora inmobiliaria o por un agente de la propiedad inmobiliaria, sin que se compruebe si la solicitud se corresponde con las verdaderas necesidades de la compañía.

Entonces, ¿cuál sería el procedimiento a seguir?: pues, primero de todo, sentarse con el experto y dejar a este que estudie la situación pre-existente, contraste con el peticionario las necesidades (que se supone que tiene), las racionalice y las proyecte en el tiempo y, solo entonces, inicie la búsqueda de alternativas en el mercado, comparándolas entre sí y proponiendo las que se ajusten a las verdaderas necesidades, según su criterio profesional, que deberán ser contrastadas por el peticionario.

Todos los estudios realizados hasta el momento coinciden en que en España solo existen en realidad dos mercados para los inmuebles destinados a uso de oficinas: Madrid y Barcelona, ésta última a gran distancia de Madrid (más o menos la mitad en tamaño del parque de oficinas y con un nivel de rentas sensiblemente inferior).

También hay coincidencia en que actualmente España se sitúa en el top 3 (eso sí, en el tercer puesto) de las ciudades europeas que cuentan con más demanda de inversión para este tipo de producto, y se estima que hay en torno a 15.000 millones de € esperando a poder ser invertidos en la adquisición de oficinas. ¿Dónde está entonces el problema?, ¿en el precio de los inmuebles?. Pues no, el problema radica en que no hay suficientes inmuebles de calidad, flexibles y bien situados que, además, proporcionen una rentabilidad adecuada al riesgo para el inversor.

Los inmuebles para uso de oficinas (también los centros y parques comerciales) constituyen un producto altamente profesionalizado, siendo sus principales características las siguientes:
– La oferta y la demanda la conforman empresas y/o empresarios.
– Requieren elevadas inversiones y financiación ajena a largo plazo.
– Complejidad en su gestión: conocimientos especializados y actualizados.
– Seguimiento y control rigurosos para ser eficientes.

¿Cuál es el mercado objetivo de Lease Business Office (LBO)?:

Considerando la tasa actual de desocupación de Madrid (en torno al 12-13%, significativamente más alta en la periferia y algo menor en el distrito de negocios), y el nivel de las rentas y su tendencia alcista a medio plazo, el mercado objetivo de LBO se centra, preferentemente, en las zonas CBD/CDN y RDN o, según otra clasificación, en las zonas Prime, Subprime y Eje interior de la M-30, dado que en esas zonas se concentran los edificios más demandados y con las rentas más elevadas que, generalmente, coinciden con el producto solicitado por las empresas de mayor tamaño, solvencia y reputación.

Fuera de estas zonas la competencia es feroz, con rentas a la baja y clientes de menor solvencia y, en el inmediato futuro, se producirá el desplazamiento desde la periferia hacia el centro, por la flexibilidad en las condiciones de la oferta para reducir la tasa de desocupación.

Puede ponerse en contacto con nosotros en el telefono (+34) 91 393 26 19