Cursos de postgrado

GESTIÓN INTEGRAL DE EMPRESAS INMOBILIARIAS Y CONSTRUCTORAS

Los sectores inmobiliario y de la construcción aportan en todos los países una destacada contribución al PIB, actuando ambos como verdaderos “motores” del crecimiento y de la creación de empleo, además de satisfacer una de las principales necesidades básicas de la población: el acceso a la vivienda y el desarrollo de espacios de trabajo seguros y confortables.

Para conseguir estos objetivos se precisa la participación de equipos multidisciplinares y profesionales convenientemente cualificados y entrenados para llevarlos a cabo, debido a la extrema complejidad técnica, económica y organizativa que requieren ambos sectores de actividad, a los que hay que añadir la enorme cantidad de recursos (materiales, humanos, financieros) que utiliza, así como la variedad de productos susceptibles de desarrollar, en muy diferentes ámbitos geográficos y culturales.

El ejercicio eficiente de estas actividades exige conocimientos profundos y altamente especializados en materias tales como Urbanismo y Planeamiento, Arquitectura (confección e interpretación de proyectos, dirección de la ejecución de las obras), Ingeniería, Economía y Finanzas, Contabilidad y Control de Gestión, Comercialización y Marketing, Jurídicos y Fiscales, Organización de Empresas y Gestión de Recursos Humanos, Sistemas y Tecnologías de la Información, etc., que en la actualidad resultan prácticamente imposibles de reunir en un solo profesional.

Esta es la razón por la que se ha generalizado la tendencia a la externalización de actividades que no constituyen el “core business” de la empresa promotora o constructora, pero la definición de la estrategia, la elección de los desarrollos y el control de las actividades, son indelegables, por lo que los máximos responsables de las empresas deben contar con los fundamentos suficientes para dirigir y supervisar las operaciones, con independencia de cúal sea el tamaño y el mercado objetivo al que se orienten.

Este curso les proporcionará los recursos, habilidades y herramientas necesarias para conseguir la gestión integral de la empresa, combinando una metodología rigurosa, práctica y de aplicación inmediata.

Saber más (descargar PDF)

MANAGEMENT PARA ALTA DIRECCIÓN

La gestión constituye el elemento clave para el éxito de las empresas, dando por descontado la disposición adecuada de los capitales propios y de la financiación ajena requeridos para el ejercicio de la actividad de que se trate.

Más aún hoy, cuando las empresas se ven obligadas a competir en un mercado global en contínuo cambio, en el que las incertidumbres son constantes y las nuevas tecnologías han eliminado en la práctica el tiempo y el espacio, donde la información está accesible de forma instantánea, minimizándola como ventaja competitiva.

Entonces, ¿por qué algunas organizaciones tienen éxito en casi todas las actividades y mercados en los que operan?, ¿por qué algunas crecen de forma sostenida, extienden sus operaciones, desarrollan productos innovadores que inmediatamente son aceptados?, ¿y, por qué, incluso en épocas de crisis, no solo mantienen sino que mejoran sus resultados y, además, gozan de una envidiable reputación y prestigio?.

La respuesta es simple: porque son eficientes y se anticipan en la toma de decisiones, satisfaciendo las necesidades de sus clientes, disponen de acceso a los mercados de capitales en condiciones preferentes, cuentan con los mejores recursos humanos y materiales, innovan permanentemente y buscan la excelencia en todos sus procesos. Y, por supuesto, están dirigidas por un líder que impulsa a la organización para fijar y alcanzar los objetivos.

Pero esto, que es condición necesaria, no sería suficiente si no utilizasen un sistema de gestión, un estilo de management, adecuado a su estructura organizativa, a su cultura empresarial y a su modelo de negocio.

Para competir en mercados globales, en los que la tecnología es accesible a todos los niveles, sin importar el tamaño de la organización, el verdadero factor diferenciador reside en saber descubrir las oportunidades antes que los demás, valorar convenientemente los riesgos, medir adecuadamente los tiempos, planificar las acciones y ejecutarlas de manera profesional, utilizando un sistema de gestión suficientemente contrastado que facilite el proceso de toma de decisiones y permita minimizar los riesgos asociados a toda actividad empresarial.

Este curso les permitirá conocer los métodos de gestión más avanzados y de éxito contrastado, así como disponer de las herramientas apropiadas, que contribuirán a impulsar sus operaciones, adaptando su estructura organizativa para competir en un entorno complejo, y saber identificar el talento de sus colaboradores, crear equipos y retenerlos.

Saber más (descargar PDF)

GOBIERNO CORPORATIVO

El Gobierno Corporativo de las empresas constituye el conjunto de normas que regulan el comportamiento transparente de una organización, ya se trate de una empresa o institución, y contribuye a lograr mayores grados de eficiencia en la misma, sobre la base de una serie de principios éticos que inspiran la forma en que son dirigidas y controladas las corporaciones modernas, con independencia de su tamaño (empresas cotizadas o no, grandes o pequeñas, multinacionales, transnacionales o multilatinas, Pymes, familiares), titularidad (privada o pública, con o sin ánimo de lucro, anónima por acciones o de responsabilidad limitada), actividad y ámbito de actuación (local, nacional, regional, global).

El Buen Gobierno Corporativo se basa en cuatro pilares fundamentales:
• el mundo de los valores y principios
• la creación persistente de valor
• la satisfacción de las partes interesadas
• el desarrollo sostenible

Su enfoque principal se dirige a preservar los derechos de los accionistas (shareholders) y el trato equitativo a los minoritarios, la composición y desarrollo de las Juntas Directivas, mediante la constitución de Comités Delegados, la transparencia, fluidez e integridad de la información, y el comportamiento hacia los denominados grupos de interés (stakeholders).

La aplicación de las normas y principios de Buen Gobierno Corporativo contribuyen a incrementar la reputación de las organizaciones, fomentan la confianza y así facilitan el acceso a los mercados de capitales, pues protegen los derechos de los inversionistas y otros grupos de interés, promoviendo la competitividad y la creación de valor, impulsando la implementación de una cultura fuerte de responsabilidad corporativa y un compromiso firme hacia la excelencia, la innovación, la adaptación al cambio y el reconocimiento de la multiculturalidad y el respeto a las minorías.

Saber más (descargar PDF)

RESPONSABILIDAD SOCIAL

El concepto de Responsabilidad Social (Corporativa, Empresarial) hace referencia a un conjunto de obligaciones y compromisos de tipo ético y carácter voluntario, que derivan de las actividades que realizan en los ámbitos social, laboral, medioambiental y de los derechos humanos, y que persiguen dar respuesta a las expectativas que la sociedad tiene depositadas en ellas.

Su alcance va más allá del mero cumplimiento de las leyes y normas que regulan las actividades desarrolladas por las empresas e instituciones, dando por supuesto su respeto y estricto cumplimiento, contribuyendo al desarrollo de las comunidades en las que operan, fomentando la formación de los individuos y su mejora profesional y personal.

La Responsabilidad Social constituye una autoregulación de la organización y su incumplimiento genera la vulneración de un compromiso social que puede suponerles fuertes críticas de la opinión pública, con consecuencias mediáticas, ya que la empresa, como institución social que es, necesita estar legitimada socialmente para cumplir su papel y perdurar en el tiempo.

La organización socialmente responsable supone reconocer e integrar las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los derechos humanos, en el desarrollo de su gestión, generando políticas, estrategias y procedimientos de actuación que satisfagan dichas preocupaciones y configuren sus relaciones con los denominados grupos de interés y con la sociedad en su conjunto.

La asunción por las organizaciones de los compromisos en materia de Responsabilidad Social hace referencia a “rendir cuentas”, dar explicaciones de sus actuaciones, y forman parte de una concepción ética y social que tiene su sustento en los principios institucionales y empresariales que la propia organización haya aprobado darse a sí misma.

Saber más (descargar PDF)

Puede ponerse en contacto con nosotros en el telefono (+34) 91 393 26 19